Copy
View this email in your browser
Facebook
Facebook
Twitter
Twitter
Website
Website
LinkedIn
LinkedIn
Instagram
Instagram


Imprescindible la participación activa de las personas con VIH para lograr una inserción laboral eficaz
 

ENTREVISTA al Comité Ciudadano Antisida de Zamora
Por Belinda Hernández

El Comité Ciudadano Antisida de Zamora (CASIDA) nace en 1994 para prevenir la infección por VIH y mejorar la calidad de vida de las personas que viven con él. En este contexto realizan varios proyectos sociales como el de inserción laboral con el objetivo de contribuir a la disminución de situaciones de riesgo de exclusión social en su comunidad, dado que un porcentaje importante de personas con el VIH no tienen trabajo a causa del estigma social.
 
Con el objeto de conocer más sobre la intervención que hacen desde CASIDA entrevistamos a Alicia Escarda Palmero, trabajadora social y Sara Sánchez Pascual, psicóloga, ambas trabajadoras de la organización.
 
¿A quiénes va dirigido su proyecto de Inserción laboral?
 
Preferentemente a personas con el VIH y se hace extensible esta labor a otros colectivos que también acceden al Comité a través de distintos programas y, además, comparten los problemas de inserción laboral.
 
¿Qué es lo más importante de la metodología que utilizáis?
 
Nuestra intervención está basada en la participación activa de la persona interesada para lograr una inserción laboral eficaz. En todo momento ella tiene un papel protagonista en su progreso personal. Así, la persona se involucra en su propio proceso de cambio al mismo tiempo que aumenta su autonomía. Paralelamente los y las profesionales de la entidad, que son un equipo multidisciplinar, cumplen un papel de facilitadores de la acción, favoreciendo las potencialidades de la persona para que ésta pueda operar con cierto nivel de eficacia y éxito en el mercado laboral.
 
Asimismo, complementamos el apoyo a nivel laboral con otro tipo de programas y acciones, así como la colaboración con otros recursos sociosanitarios y de empleo de nuestro entorno, con el fin de cubrir todas aquellas necesidades y demandas de la persona que, directa o indirectamente, puedan influir y favorecer su acceso al mercado laboral.
 
Entonces ¿el enfoque se centra en las personas?
 
Sí, en el Comité entendemos que la persona ha de estar en el centro de todas las decisiones que le afecten. Creemos que la inserción social tiene que basarse en ciertos principios como el de la vida independiente, accesibilidad universal, diálogo civil y la transversalidad de las políticas en materia de empleo. Todo ello basado en los Derechos Humanos.
 
¿Cómo está diseñado su programa de inserción?
 
Hay dos ámbitos en los que trabajamos: el trabajo individualizado, que posibilita el desarrollo de las destrezas y capacidades de autoevaluación, autoconocimiento, superación de dificultades, búsqueda de información y toma de decisiones; además del trabajo integral y multidisciplinar para dar respuesta a los problemas derivados de la infección por el VIH. Por ejemplo, el programa facilita y promueve la integración laboral de personas al mismo tiempo que sensibilizamos sobre los aspectos sociales del VIH, previniendo y actuando en situaciones de discriminación por motivo del VIH en el ámbito laboral.
 
Para conseguir el primer aspecto realizamos itinerarios de inserción personalizados para la promoción de una actitud que facilite la autonomía y el empoderamiento de la persona, a través de su responsabilidad e implicación en su propio proceso. Igualmente exploramos y detectamos las necesidades más básicas para trabajar las destrezas y capacidades.
 
¿Cuáles son los beneficios para las personas usuarias del servicio?
 
Uno de nuestros principales objetivos es que tengan mayor autonomía y estabilidad. Trabajamos para la adquisición de estrategias, instrumentos, actitudes y habilidades necesarias para acceder y mantener el puesto de trabajo, al mismo tiempo que sean también útiles en el aumento de su calidad de vida. Además, abordamos otros aspectos de su vida que directa o indirectamente puedan influir en su acceso al mercado laboral.
 
En definitiva, fomentamos que la persona entienda el trabajo como un medio para lograr una vida digna, autónoma y normalizada. Además, que se sienta sujeto de derechos.
 
¿El programa persigue otros objetivos?
 
Sí, además de los particulares dirigidos específicamente a las personas que buscan empleo, también tenemos objetivos generales como sensibilizar al ámbito empresarial y sindical; establecer vías y herramientas formales de colaboración con otras redes de trabajo -especialmente aquellas relacionadas con la respuesta al VIH- o la promoción del empleo y la inserción laboral de colectivos con dificultades de acceso al empleo.
 
Además, ofrecemos información objetiva y científica sobre el VIH en el mundo laboral y damos asesoría en casos de discriminación por VIH que se produzcan en dicho ámbito.
 
¿Cómo se pueden poner en contacto con vosotras las personas interesadas?
 
A través de la web o nuestras redes sociales. O bien enviándonos un correo electrónico a info@casidazamora.org o por teléfono al 980 534 382.
 

Email
Email
Copyright © 2019 Trabajando en Positivo, All rights reserved.


unsubscribe from this list  Darse de baja de la lista
update subscription preferences Cambiar las preferencias de este correo

Email Marketing Powered by Mailchimp