Copy
"No me hubiera perdido ningún Seminario de Lacan" Philippe Soller.
Si no lo ve correctamente click aquí

El

Boletín

3.0

                      oo      
Alicante Jun. 2016

Editoras:
Carolina Salinas
Mari Cruz Alba

En este número 3:

  1. Editorial "Cómplices" Por Carolina Salinas
  2. Dicen por ahí... otros saberesPor Carolina Salinas
  3. La redes sociales en la clínica Por Oscar Ventura.
  4. En memoria de Imre Kertész: Por Ruth Pinkasz
  5. Sexo Hereje: Por Virginia Cirino
  6. 2ª jornada Grupo de Investigación con niños y adolescentes.
  7. Un poco de humor.
Cómplices

Un número del Boletín 3.0 cargado de reflexiones, memoria, conversaciones, contemporaneidad, sexo y como no, herejía y mujeres. Un número que tomara su tiempo leerlo, porque propone continuamente la reflexión, el aprendizaje con otros y el acontecer psicoanalítico más actual. "Encore", a lo largo de este curso, nos ha inspirado, nos ha llevado a ver una muestra fotográfica sobre "Imágenes de Belleza", nos ha enseñado de las lecturas, ha hecho que escribamos sobre el significante del amor. Un testigo privilegiado de este recorrido ha sido el Boletín 3.0. a lo largo de este año lectivo. Así que ya sois cómplices... por lo tanto disfrutar la lectura.

"El amor, de la contingencia a la necesidad" 

Próximo evento

Seminario de Texto

Cap. X. Redondeles de Cuerda. Cap. XI La rata en el laberinto

Docente: Xavier Esqué. Psicoanalista. Psicólogo Clínico. AME Miembro de la ELP (Escuela Lacaniana de Psicoanálisis-España) y la AMP (Asociación Mundial de Psicoanálisis). Docente del Instituto del Campo Freudiano. Docente de la sección clínica de Barcelona.

Hospital psiquiátrico de Alicante, Dr Esquerdo
Calle de Ramón de Campoamor 25. Alicante

¿Quiéres apuntarte? click aquí

María Cánovas: Fotografía. "Imágenes de Belleza" de Centro 14 Concejalía Juventud.

Más eventos

Seminario de Fundamentos
2 de junio. 19:30 Foromagno
Clínica de la no relación sexual:¿ Qué parejas para la contemporaneidad? Conclusiones clínicas en torno a las Parejas. Coloquio Final. 


2da Jornada del Grupo de Investigación sobre clínica psicoanalítica con niños y adolescentes: 

Clínica del autismo. El lugar de los padres en la clínica infantil y adolescente.

Viernes 10 de Junio de 2016. En nueva sede de Colegio de psicólogos de Alicante. Av Gral Marvá 16 1ª piso.

Docente invitado: Iván Ruiz Acero. Psicoanalista en Barcelona. Psicoanalista Miembro de ELP y AMP. Autor del Documental “Otras voces: una mirada diferente sobre el autismo”. Co-autor del libro “No todo sobre el autismo”. Coordinador del Grupo de investigación para una práctica entre varios en la Sección Clínica de Barcelona del Instituto del Campo Freudiano.
Dicen por ahí...otros saberes

La previa…
El jueves 26 de mayo comenzamos a transitar un nuevo espacio con la comunidad psicoanalítica alicantina. Con la curiosidad del arte y otros saberes, nace un espacio de contacto con otros actores sociales y culturales para compartir nuestras impresiones y puntos en común con el psicoanálisis. El título también surge de la curiosidad: “Conversaciones con otros saberes”.

En el marco del Seminario de este año “Encore” ( Aún), nos pareció muy acertado comenzar este espacio con una artista: María Cánovas y su muestra fotográfica “ Imágenes de Belleza” que se encuentra hasta finales de mayo en la concejalía de Juventud de Alicante, en su área de Centro 14. María es una joven artista, estudiante de psicología y comprometida con varias disciplinas del arte como la fotografía, la poesía y el cortometraje.

Casi sin querer, aunque esto es lo imposible en nuestra disciplina, María expone una serie de mujeres (y también algunos hombres, pero acompañando a sus modelos femeninas) trasmitiendo algo de su belleza natural casi en un “una a una”, alejándose de los estereotipos sociales y culturales de una manera muy subversiva.
Previa a la conversación, Boletín 3.0, le hizo una entrevista a María Cánovas: Dejemos que el artista nos enseñe:

Comienza nuestra entrevista conversando sobre el libro de Sara Thorton “ 33 artistas en 3 actos”, el cual me hace interrogar personalmente sobre la nominación de los artistas contemporáneos
CS:¿Te consideras un artista?
MC: No me considero una artista ni nadie especial por hacer lo que hago, ni en cuanto a la fotografía ni en cuanto a la poesía, … Soy un ser único como todos los seres, que intenta vivir un equilibrio interno para comprender el exterior y aunque no lo consiga, continuar en la Tierra. Utilizo la expresión en muchos de sus modos para llegar a algún lugar donde a veces no existen las palabras con el código habitual.
El concepto de artista es únicamente un nombre para mí, no importa en este caso la catalogación sino el sentido de las creaciones. Prefiero utilizar el limitado tiempo en otras inquietudes que el considerarme o no artista, que el definir una palabra o concepto…A no ser que hablemos de su origen.
CS: ¿Por qué mujeres en tu serie” Imágenes de Belleza”?
MC: Imágenes de Belleza es la traducción de una idea que un día, mientras estudiaba y después de haber vivido un intenso Insight en mi proceso al darme cuenta del circo machista en el que me rodeaba, surgió al imaginarme fotografías de chicas sin maquillar, con pelos en las piernas y sonrientes o enfadadas o, ¡¡¡como quisieran!!! en la televisión, en los tablones de publicidad, en Hollywood…Quise hacer un proyecto en el que se pudiera expresar la naturalidad femínea, la cual no suele ser aceptada por los medios y en consecuencia por las personas que lo ven, esto es, los grupos sociales. Se trata de normalizar la imagen de lo que somos: personas, sin estereotipos sexistas. Pero este proyecto es un continuo, en el que no sólo entran las fotografías en un espacio cerrado.
La imagen tiene un poder muy potente, la percibimos aunque no seamos conscientes. Mi hipótesis es que si en los medios de comunicación aparecieran de forma continuada imágenes como las que defiendo, poco a poco se normalizaría la mujer- persona y decaería el estereotipo de mujer – tía buena, mujer – sexy, mujer – modelo…
Digamos que una se cansa de ir por la calle y tener que cruzarse de acera porque un grupo de hombres van a babear a su paso y a decirle frases o palabras que no quiere escuchar. Este es uno de los tantos ejemplos que he vivido, vivo, y viven las mujeres, lo cual se denomina presión e intimidación social…
También aparecen hombres en las fotografías, los cuales respetan los espacios vitales de las mujeres que caminan por la calle…
CS: ¿Qué es la belleza para ti?
MC: Para mí la belleza es poder permanecer en una conversación sin máscaras, sin miedo a que el otro nos juzgue por lo que realmente somos, y que nosotros tampoco lo hagamos con el de delante. Poder ser lo que somos cuando estamos solos en casa y por ejemplo, nos sacamos un moco, o bailamos con nuestro perro en el pasillo. Evidentemente estamos muy lejos de poder hacer esto de forma grupal…
La belleza es Ser, y Ser es abandonar todo traje que desde la infancia nos ponen y luego aprendemos a ponernos por la mera protección y seguridad…de lo que…realmente somos.
Por eso hay que mirarse a los ojos. Para ver lo que no se ve.
CS: ¿Cuál es el origen, las líneas de investigación y las motivaciones personales que concluyeron con la forma de tu obra?
MC: Sentí la necesidad de contrarrestar el efecto de las campañas y de la presión que a menudo a las mujeres nos toca aguantar – ahora cada vez también más a los hombres – de la perfección no existente y de la vejez de la que huimos porque no soportamos la idea de morir.
Trato de ser cada día más persona y quiero ver también a personas, que me acompañen en el proceso de simplemente estar de paso. Si huyes de ti por ejemplo, con la comparación social, puedes ser bello externamente pero tus ojos estarán gritando fealdad y miedo, mucho miedo.
¿Qué hacemos aquí sino plantar semillas?
Puede que yo haya plantado una mínima parte a la semilla de la naturalidad. O eso quiero pensar, para creer que esto merece la pena. Con que solo una persona haya visto una de mis fotografías y haya pensado que para ella o para él la belleza está en él…La exposición y el proyecto ya ha merecido la pena.
CS: ¿Por qué la fotografía?
MC: Todo comenzó una noche de botellón adolescente (creo que 14 años) en el que me aburría inmensamente con las conversaciones …Nunca me gustó el alcohol…Comencé a hacer fotos a las personas, después continué con la labor de retratarme, en la búsqueda de alguno de mis yoes…Cuando me mudé a la ciudad de Córdoba conocí a dos personas a las que les gustaba mucho la fotografía y cuando quedábamos, en lugar de tomar café nos hacíamos retratos disfrazadas, con pinturas, en bosques…Poco a poco practicaba sin darme cuenta. Me llevaba la cámara a todos los lugares, me convertí en la fotógrafa oficial de todo sitio en el que me hallaba.
Realmente mi interés más expresivo es la poesía, comencé escribiendo poesías con 9 o 10 años, la fotografía apareció y se quedó…En complemento a mis palabras y a veces en sustitución. Ahora practico también el video, para poder darle a lo estático, movimiento y ritmo, darle también vida.
CS: De eso se trata, de darle vida!

La conversación con una joven artista
El palacete del siglo XVIII perteneciente a la concejalía de juventud de Alicante, reunió en esta conversación a personalidades de diferentes ámbitos y profesiones: Maestros, psiquiatras, psicoanalistas, representantes de plataformas feministas, artistas plásticos, responsables de arte de centro 14, representantes del Seminario del Campo Freudiano y la misma Concejala de Juventud, Marisol Moreno.
La conversación recorrió el camino de lo femenino contemporáneo, de La Mujer y como no podía ser de otra forma, del amor. En determinados momentos me pareció recorrer algo del seminario lacaniano “Aún”, en tanto también surge en nuestro intercambio la pareja y los velos propios del amor.
Llego el debate, el neocapitalismo, el declive de la imago paterna o patriarcado que vuelve feroz sobre lo femenino contemporáneo. Llegó la buena discusión y los pedidos de palabra para participar. Cabrían tantas conclusiones como las 35 personas que participaron en la conversación, pero me quedo con lo que extraigo en el “after” del encuentro:
La política requiere de propuestas concretas, el estado de protocolos, y los psicoanalistas sabemos poco de ello. De lo que sí sabemos es sobre interrogar y creo que el especial “puntako” de la conversación es que todos salimos con interrogantes de nuestro ser… ser que justamente convocó una joven artista como María Cánovas en su entrevista preliminar diciendo: “La belleza es Ser”.
Gracias María!

Carolina Salinas
Las redes sociales en la clínica (Qué se teje?, qué se atrapa?) * 

1- Que se teje.

Efectivamente, las redes sociales son un tejido, un enjambre de conexiones, que muestran, fundamentalmente, la forma en que se ha construido un lazo social inédito en la historia de la civilización. Este lazo no es un funcionamiento social más entre los otros, sino que tiene la particularidad de poner en duda un modo de estar en el mundo que tiene una tradición milenaria.
Si bien no podemos negar que la controversia entre la razón científica y la cuestión humana atraviesa al conjunto del pensamiento. Lo que nos presenta esta época, lo radicalmente diferente a cualquier otra es que la construcción de este lazo está sostenido a partir de dos cuestiones que modifican en lo más profundo la subjetividad. Y que se establecen a partir de las relación que el sujeto establece por un lado con el Tiempo y por otro con el Cuerpo.
No se trata tan solo de la instauración de un régimen nuevo de intercambio en el sentido clásico. Ahora se trata de cómo la coalescencia del objeto técnico y el discurso capitalista produce un efecto de creación de nuevas subjetividades.
Por una parte la puesta en acto del objeto virtual muestra que el uso que de él se hace en las redes sociales ha operado una pragmática definitiva sobre el tiempo. En el que se va consumando su reducción. Esencialmente el del tiempo de comprender.
Y efectivamente, los lazos que se constituyen sobre esta reducción del tiempo parecen no ser solidarios con los intervalos necesarios que ofrecen al lazo con el Otro una consistencia. Al producir un relevamiento sobre la historia científica del tiempo Jacques Alain Miller se pregunta si cuando observamos este paso de la historia científica del tiempo, hay o no una forclusión del tiempo. Y, efectivamente, las formas en que el lazo social se construye en la contemporaneidad implican esta reducción del tiempo operada por el discurso. Y apuntan hacía una consumación inmediata de la satisfacción. El sujeto contemporáneo se ve cada vez más despojado de las palabras que permiten habitar su experiencia. El relato empieza a faltar en el tránsito hacía la experiencia del goce. Nuestra clínica no es ajena a esta dificultad que la época impone. A las formas como su inercia va agujereando, a una velocidad de vértigo, los velos que la genealogía de los encuentros entre los hombre ha ido tejiendo en torno al objeto. Hoy más bien el lazo social tiene como paradigma la mensajería instantánea. Y las formas que toma el intercambio están orientadas hacía un monitoreo constante del objeto, el sujeto lo lleva en el bolsillo. No es sencilla la maniobra que invente el vacío necesario para provocar la buena forma de la separación. Pero sin embargo ella es necesaria. Va implícita en el acto analítico.
Por otra parte el cuerpo empieza a estar cada vez más ausente. La existencia de las redes sociales modificaron radicalmente los vínculos interpersonales ya que los cuerpos han dejado de ser el soporte del encuentro. La esencia de la red es que todo existe de modo simultáneo y se hace visible cuando se lo convoca. Y la propiedad más bizarra de esto reside en que también a un golpe de ratón, al cuerpo, se lo hace desaparecer. El elemento virtual, introduce la posibilidad de abolir la presencia real del cuerpo en el encuentro y verificamos que el lazo social se organiza cada vez más a partir de esta ausencia. El goce sexual mismo, a partir de la generalización de la pornografía por ejemplo, no es inmune a esta tendencia. Desde la óptica de la cibercultura el cuerpo es considerado como una pesada carga de la cual podríamos desprendernos en beneficio tanto de una ascesis cínica del amor, como del sueño de la ciencia de abolir la sustancia gozante que en el reside.

2- Que se Atrapa
En este punto una sola cuestión, sin duda hay muchas otras. Lo que se atrapa cada vez con más frecuencia en la clínica: es la soledad, bajo su peor forma.
Los tipos de goce contemporáneos se alojan en el campo más degradado de la soledad. Para nosotros la soledad es un concepto consistente. La buena forma de la soledad, lo sabemos, es de raigambre freudiana y se sostiene en una forma privilegiada de nombrar la vitalidad del sujeto. Se inscribe del lado de la Hilflosikeit, del lado del desamparo. Al que Lacan supo darle toda su dimensión en el seminario de la Ética.
Dos vertientes de la soledad están en juego en el devenir de la clínica. Una es la que se desprende del discurso analítico, y que tiene que ver con el rasgo de autenticidad de la soledad, es la necesariedad de habitar su experiencia como aquello que hace lazo de un modo posible para encontrar un saber-hacer con la ausencia de relación sexual.
La otra, a la que hoy en día asistimos cada vez con más frecuencia, se inscribe en un modo de soledad del goce de los Unos solos. Y que hace bascular al sujeto hacia el campo de una soledad imbecilizada. Sabemos, por otra parte, que es imposible la restitución del concepto de soledad clásico. Es inútil la nostalgia que empujaría a rescatar el ideal de una soledad no atravesada por el discurso de la ciencia. Lejos estamos de ello.
Y aunque verificamos de momento en un conjunto cada vez más amplio de lo social, -no-todo por supuesto-, la creación de soledades que se inscribe cada vez más del lado del autismo subjetivo, que del lado del buen encuentro con la soledad, eso aún no deja de producir síntomas. El forjamiento posible de un escabel a la medida de cada cual, la buena relación del sujeto, poca o mucha con la sublimación, no pasa por los modos de soledad que se desprenden de estas nuevas formas de lazo social. Pero sabemos también que la ascesis analítica es sin duda una de las formas privilegiadas de hacer con la soledad, Y en esta dirección el acto mismo del analista nunca puede ser cómplice del cinismo ni de la imbecilidad. Está más bien al servicio de producir, aunque sean intermitentes, las buenas formas de la desconexión. 

Oscar Ventura

* Texto presentado en la Sección Clínica del X Congreso de la Asociación Mundial de Psicoanálisis celebrado en Rio de Janeiro del 25 al 28 de abril de 2016 con el título “El cuerpo hablante
En memoria de Imre Kertész 

Hace pocos días me ha conmovido profundamente la muerte del escritor de origen húngaro Imre Kertész, premio Nobel de literatura; no solo por lo vibrante de sus novelas y textos; pérdida inexorable que deja huella, sino también, por ser unos de los principales testigos vivientes del genocidio nazi.
Aconsejo a quien aún no haya entrado en los confines de sus libros, se empape de ellos, porque podrá entender de manera clara y precisa, cuando la contingencia y lo imprevisible se une a la barbarie y el horror; y como de esa mezcla, sobreviene la cara de un real tan oscuro que empuja al abismo.
Sin embargo, bajo su mirada, podemos recorrer que  ciertos acontecimientos y un saber inconsciente ligado a una posición subjetiva, son determinantes para augurar un destino, que muchas veces salva de la negritud de la muerte.
Sujeto que a pesar de ser rebajado a un trozo de carne, mantiene viva la luz de la subjetividad y eso testimonia algo de cierto optimismo; no en cuanto a la humanidad en su conjunto, sino en el uno por uno, de cada ser que transita porque no ha tenido más elección, las sombras de lo peor.
Aconsejo leer “Sin destino”, su obra autobiográfica. En ella describe su deportación, casi casual, a los 15 años al campo de extermino Auschwitz.
Si bien, se conocen las atrocidades cometidas allí y en otros campos; su relato nos adentra en el real  más descarnado, la devastación sin límite, el horror de un sufrimiento cuando la palabra no aclara ni alivia el caos, pero que sin embargo, sus reflexiones permiten algunos encuentros que son señales , son marca de su supervivencia.
Es una obra que enaltece el valor de lo subjetivo, y trasciende todo horror posible. Es un canto de esperanza hacia el sujeto; no hacia la uniformidad del mundo, tan uniforme como nos han bien ejemplificado la obediencia nazi, sino hacia la cara que permite un acto en la dirección de hacer valer una posición digna, frente a lo innumerable.
Para finalizar, unas palabras rescatadas de una entrevista hecha no hace mucho: “…tuve que reconocerlo, nunca habría podido explicar ciertas cosas de una manera exacta si me hubiera valido solamente de la esperanza, la norma, la razón, la lógica de las cosas y de la vida, por lo menos según mi experiencia vital”
En fin, el valor de lo simbólico nunca puede atrapar del todo, la magnitud de la brutalidad con la que a veces se presenta el lado más mortífero del ser humano.

 Ruth Pinkasz.
 
Sexo hereje 

No es que el hombre contemporáneo haya inventado nuevas leyes del goce pero sí la civilización dió entrada y nombre a cuestiones que antes no se hacían públicas, muy por el contrario eran relegadas a lugares oscuros, apartados cuando no denigrados. Los rótulos de la enfermedad, la locura o el pecado quedaban siempre a la mano a la hora de emitir juicios al respecto. La diferencia no podía tratarse de otra cosa que la deformación de los cánones que dictaba la biología y la moral. 
Por otro lado la solución dicotómica es el riesgo que corremos actualmente; no teniendo en cuenta que la bienvenida apertura de las cuestiones del goce humano no implica la eliminación de la enfermedad, el daño y el conflicto ético entre nosotros los mortales.
El primer término que despejaría sería el de la elección. Acaso podríamos sostener la creencia que uno elige los objetos por o con los cuales goza? Elegimos las cosas de las que disfrutamos, los motivos por los cuales sufrimos, las personas a las que amamos y a los que no podemos tolerar? Gozar con algo o de algo es una elección voluntaria?
Hace falta despejar este término porque dentro del plano de los derechos civiles y las opciones que algunas culturas ofrecen hoy en día, un hombre o una mujer pueden cambiar el género, el nombre, incluso su anatomía. Pueden unirse en matrimonio con una persona del mismo sexo, etc, etc, aparentemente todo como producto de una libre y consciente elección.
No es esa la elección que hablamos los que tenemos la convicción del Inconsciente. Todas estas acciones representan un vestido, un rasgo, un modo de ir por la vida. Como el auto que uno compra, la profesión que estudia, los textos que lee, o si no lee, el gusto por bailar o el fastidio de tener que hacerlo, si un tango lo emociona o se le hace insoportable al segundo acorde y así las infinitas posibilidades que tejen la vida de cada sujeto en esta polis que nos toca vivir.
La pregunta está en la causa. Nuestras elecciones en el devenir consciente responden a nuestras marcas. Y las marcas que nos definen no se eligen. Hasta hoy la anatomía que portamos al nacer tampoco. Y por el sexo sabemos que el goce no tiene que ver con la anatomía ni con la fórmula complementaria que la biología ofrece. Muy por el contrario cada hombre y cada mujer tiene una forma singular de gozar de su sexualidad (goce en el sentido de disfrute como de padecimiento) y justo ahí donde según la biología y la religión supuestamente coincidimos es en donde no hay posibilidad de completar nada. Las mayores o menores habilidades contingentes de cada cual harán las diferencias a la hora de recorrer el camino.
Si bien el término hereje supone una postura de condena y adquirió un tinte negativo a partir del siglo IV, cuando el cristianismo prohibía y condenaba la libre elección de creencias, el término hereje proviene del vocablo griego " hairetikós " y significa el que elige, el que es libre para elegir.
Más allá que existan otras inquisiciones hoy en día, que condenan, para decirlo rápidamente, todo aquello diferente a la propia elección por ser intolerable; la herejía me permite pensar hoy a la sexualidad del hombre y la mujer en los términos del ser humano atravesado por el inconsciente. La sexualidad así, lejos de cualquier normativa o a pesar de ellas, propone posibilidades infinitas. 
El hereje parece ser el deseo. El goce propone, el inconsciente dispone y el hombre inadvertido cree en la libertad y, elige?

 Virginia Cirino: Artista plástica, psicoanalista.
 
2ª jornada Grupo de Investigación sobre Clínica psicoanalítica con niños y adolescentes.

Clínica del autismo. El lugar de los padres en la clínica infantil y adolescente.

Viernes 10 de Junio de 2016. En nueva sede de Colegio de psicólogos de Alicante. Av Gral Marvá 16 1ª piso.

Docente invitado: Iván Ruiz Acero. Psicoanalista en Barcelona. Psicoanalista Miembro de ELP y AMP. Autor del Documental “Otras voces: una mirada diferente sobre el autismo”. Co-autor del libro “No todo sobre el autismo”. Coordinador del Grupo de investigación para una práctica entre varios en la Sección Clínica de Barcelona del Instituto del Campo Freudiano.
Entrada Libre
Apuntarse en el e mail: aliciabv@cop.es

 
Un poco de humor.
 
Programa de enseñanza Seminario Campo Freudiano 2016
¿Deseas escribir, compartir y reflexionar en nuestro Boletín?Escríbenos!
Copyright © 2022 Campo Freudiano Alicante, All rights reserved.


Want to change how you receive these emails?
You can update your preferences or unsubscribe from this list

Email Marketing Powered by Mailchimp
Copyright © 2022 Campo Freudiano Alicante, All rights reserved.


Want to change how you receive these emails?
You can update your preferences or unsubscribe from this list

Email Marketing Powered by Mailchimp