Copy

¿Por qué los padres estamos anestesiados?

Una sociedad que sólo abre los ojos frente a la muerte es mínimamente una sociedad irresponsable, por no decir cómplice. No nos sirve de nada decir que ya sabemos que hay droga en las fiestas electrónicas como si fuera algo admisible o normal. O peor aún, sabiendo que la hay, debatir el peligro de que vendan "de la mala", como si hubiera "droga de la buena".

La tolerancia a aquello que hace daño, bajo un paraguas de comprensión o de falso cuidado, es una extraña sustancia moral que se mezcló entre los padres hace mucho tiempo? y así llegamos a este punto. A que desde las familias nos vayamos convenciendo los unos a los otros de que es imposible cambiar o modificar estos hábitos que "coquetean" con la muerte.

Ser responsables es hacerse cargo. Y sí, se puede hacer algo. Para eso es necesario empezar a decir que no, hay que poder postergar el propio deseo, y eso implica madurez y una vida regida por valores. ¿Los padres estamos a la altura de asumir este compromiso? ¿Es nuestra vida una respuesta coherente a muchos interrogantes juveniles?

Directora de la Fundación Padres ( info@fundacionpadres.org)

Copyright © 2016 Fundación Padres, All rights reserved.


Want to change how you receive these emails?
You can update your preferences or unsubscribe from this list