Copy
Boletín informativo Grupo de investigación Cuidado de Enfermería al Paciente Crónico
Octubre 2017, No 6.

¡TÚ, ENFERMERA! PILAR EN EL APOYO DEL PROCESO DE ENFERMEDAD EN LA FAMILIA

 

Angélica Isabel Romero Daza, Maestrante en enfermería con énfasis en cuidado a las personas y colectivos, Especialista en gerencia en salud, Enfermera y docente Asociado de la Universidad Popular del Cesar.
Luz Divia Mejía Magister en Educación, Especialista en Docencia Universitaria, Enfermera y Docente Asistente del Programa de Enfermería, Universidad Popular del Cesar.

Introducción

¿En algún momento llegaremos a ser cuidadores familiares? Es una pregunta que con certeza todos nos hemos formulado en cierto momento, seguros de que experimentaremos el rol de cuidar alguna vez en nuestras vidas, sin embargo tal cuestionamiento, no es suficiente para preparnos de forma que podamos afrontar el momento de verdad en que debemos velar por un familiar en condición de enfermedad, la existencia de un enfermo dentro del hogar no solo sugiere la readaptación del resto de los miembros, ocasionando no solo cambios en la dinamica y estructura de la familia1, sino tambien trasladando la mayor parte de la responsabilidad de cuidar al entorno domiciliario; hecho que obliga a los profesionales de la salud a desempeñar su rol en el ambito extramural, y hace emerger un nuevo grupo de prestadores de servicios sanitarios conformado por la familia del paciente2
Son múltiples y diversas las patologías que en la actualidad precisan de atención domiciliaria por parte de las familias, sin embargo independientemente de cual sea su origen la cronicidad de las mismas, desde hace algunos años se ha convertido en un foco de interés para enfermería dado su carácter progresivo, incapacitante, irreversible, prolongado y único, que afecta la totalidad de la vida de las personas implicadas, y genera modificaciones en todas las dimensiones del ser humano, comprometiendo por tanto su calidad de vida y su salud3. Panorama en el que la enfermera(o) se encuentra llamada a ofrecer apoyo al cuidador, instarlo al reconocimiento de sus propias necesidades y asesorarlo en el establecimiento de estrategias de acción para la disminución de la sobrecarga física, psicológica y social, que representa la labor de cuidar4.

SER ENFERMERO FRENTE AL PROCESO DE ENFERMEDAD


Cuidar es una actividad humana que se define como una relación y un proceso cuyo objetivo va más allá de la enfermedad5. En enfermería, el cuidado se considera como la esencia de la disciplina que implica no solamente al receptor, sino también a la enfermera como transmisora de él6, con miras de alcanzar los objetivos propuestos y cumplir con el objeto social al cual estamos llamados. El cuidado de la salud, como practica social, subyace principalmente del saber cultural del contexto en el cual se desarrolle la práctica del mismo; en el entendido de que cada grupo y sistema social interioriza y comprende particularmente los fenómenos durante el proceso salud- enfermedad, razón por la cual la enfermera tiene la obligación de alinear su visión de cuidado con el sistema sanitario y la visión de las personas o colectivos7.

La necesidad de comprender la forma en que los receptores de cuidado ven el proceso de enfermedad, motiva al profesional de enfermeria a que reflexione sobre los alcances de su labor, establecer con claridad el rol a desempeñar durante el acompañamiento a la persona o la familia enferma, para definir prioritariamente la actuación de enfermería con miras a satisfacer en primera medida los problemas autopercibidos por los sujetos, estrategia que no solo dinamiza la praxis, sino que potencia la efectividad de las intervenciones; lo que sin duda se traducira en indicadores de calidad y cuidado seguro.
Como profesionales cuidadores de la vida y la salud de las personas y colectivos sociales, los enfermeros conforme al nivel de atención en el se encuentren, realizan intervenciones para la promoción de la salud, prevención y manejo de la enfermedad, que en concordancia con la valoración de las necesidades individuales, le permite abordar los riesgos especificos y ofrecer el apoyo requerido. Sin embargo y aun cuando se precisa de la evaluación particular del sujeto de atención, es relevante indagar en el entorno familiar y social inmediato, a fin de obtener una visión mas integradora del ser, que facilite el logro de respuestas humanas mas adaptativas.
 
Asi entonces, cuando la persona se encuentra sana el accionar se encamina a la consecusión de un mayor estado de bienestar, promoción de estilos de vida saludables, salud emocional y apoyo social, por cuanto las intervenciones a realizar pertenecen al grupo de promoción de la salud8, si la persona tiene riesgo de padecer un problema específico, las intervenciones deberán abordar la prevención del riesgo, correspondientes a la categoría de protección de la salud y ante enfermedad la labor del enfermero se dirige entonces al manejo de las alteraciones presentes en la persona enferma y brindar apoyo a la familia a fin de que esta, sirva como garante del cumplimiento del plan de cuidados instaurado; situación en la cual la practica profesional estaría direccionada a la categoria de rehabilitación y recuperación de la salud.
AFRONTAMIENTO FRENTE AL PROCESO DE ENFERMEDAD DEL FAMILIAR
 
La enfermera como generadora de cuidado  día a día se ve enfrentada a un reto debido a los cambios que experimenta la población frente a los problemas de salud, es por ello que  el cuidado ha de estar basado en un enfoque holístico, teniendo en cuenta que el cuidado enfermero va más allá de atender a la persona enferma, porque el desarrollo de una enfermedad involucra un cambio en la interrelación de la persona con su entorno7-9.
Por ello cuando la enfermera se enfrenta  a procesos de  enfermedad de una persona o familiar con enfermedad crónica,  lo hace mediante la adaptación de  procesos adquiridos de afrontamiento que desarrolla a través  de estrategias como el aprendizaje, donde las experiencias a lo largo de la vida contribuyen a responder de forma habitual a un estímulo particular del entorno. Según Calixta Roy define que se basan en patrones innatos y adquiridos que son determinados por un subsistema cognitivo donde se relaciona la conciencia con el procesamiento de la información lo que genera respuesta y significados que la persona ante los estímulos internos y externos que recibe en el entorno en el cual se encuentra inmerso9.
La enfermería actúa para mejorar la interacción entre la persona y su entorno  fomentar la adaptación  y así enseña u orienta a enfrentar las diferentes situaciones que se le presente o que alteren su estado de salud,  de manera positiva o negativa; lo anterior genera un objetivo para las enfermeras y enfermeros como es “mejorar el nivel de adaptación de los individuos y de los grupos de personas en cada uno de los cuatro modos de adaptación que describe Calixta Roy de esta manera  contribuir así a tener una buena salud, una buena calidad de vida y a morir con dignidad10
Por tanto que el modo de adaptación fisiológico se relaciona con los procesos físicos y químicos que participan en la función y en las actividades de los organismos vivos”. Se resalta  la integridad fisiológica como; oxigenación, nutrición, eliminación, actividad y reposo y protección El modo de adaptación físico es “la manera con la que el sistema de adaptación humano manifiesta su adaptación y la relación con el entorno y su influencia en el estado de salud de las personas.
De ahí que cuando se habla de la adaptación del Autoconcepto de Grupo este se enfatiza en  particular, a los aspectos psicológicos y espirituales del sistema humano, donde se tienen en cuenta las necesidades básicas, otro aspecto que  se encuentra  es el  autoestima del individuo, desde su  integralidad física y espiritual, o como la necesidad de saber quién es uno mismo para poder existir bajo un sentido de unidad, significado y finalidad en el universo, es decir la aceptación o el afrontamiento de este con su yo; como se proyecta este hacia los demás y el contexto con el cual interactúa desde su diversidad de capacidades, basado en valores, costumbres y expectativas10.
Por eso cuando se refiere a   la adaptación según el rol   a  nivel social,  este representa  el conjunto de expectativas que se asumen respecto al comportamiento de una persona y la posición de esta dentro del mismo en relación con los demás de su mismo grupo o diferente. Y la manera como este se integra, e interactúa  desde su integralidad como persona10.
Sin embargo cuando la enfermera en cualquier situación se convierte en cuidadora de un familiar  con una enfermedad crónica, le fluyen todas esas experiencias, que ha tenido en cada una de las personas y familiares con las  cuales a compartido sus temores, miedos, interrogantes, relacionados con la enfermedad y estado de salud del enfermo. Es ahí cuando se está al otro lado de la barrera donde se siente la impotencia a veces de ver cómo actúan los profesionales de la salud entre estos colegas en la prestación del servicio,  los cuales algunas veces realizan sus actividades dejando atrás lo que se les enseña  en las aulas donde son formados que tanto a los pacientes como familiares se les debe informar los procedimientos y estado de salud de los mismos.

En fin se debe comprender de este modo el estrés,  la ansiedad en el caso cuando se tie-
ne la formación como profesional de la salud y se conocen las características, sintomatología y síntomas de la enfermedad es más angustioso porque se sabe que puede suceder con su paciente, o al estar sometido a cualquier procedimiento. Visto desde este modo es necesario fortalecer los grupos de apoyo a familiares en todas las instituciones de salud desde la consulta externa hasta la hospitalización.
 
Finalmente todas estas vivencias las consecuencias que genera a la  profesión la enfermería  es realizar una introspección  y análisis que tan humanizado es el cuidado que se está brindando al paciente con una enfermedad crónica; como ya es sabido la persona la ha de padecer desde el momento que se le diagnostica en cualquier etapa del ciclo vital hasta el final de su existencia, además que tanta importancia se le está prestando a sus familiares y cuidadores.
BIBLIOGRAFIA
1. Marrero Martín MS et al. Atención a la familia. Claudicación familiar. En: Gómez Sancho M, editor. Cuidados paliativos e intervención psicosocial en enfermos terminales. Las Palmas de Gran Canaria ICEPSS, 1994; 289-307  2. Vasquez J, Ramirez D, Zarco J. Entorno familiar y paciente cronico. Rev Educación continuada. SEMERGEN 2001. Vol (27): 24-26.  3. Barrera L, Pinto N, Sánchez B, Carrillo G, Chaparro L. El enfermo crónico y su cuidador familiar. En: Cuidando a los cuidadores familiares de personas con enfermedad crónica. Bogotá: Universidad Nacional de Colombia; 2010, p. 1516.  4. Vargas, L. Aporte de enfermería a la calidad e vida del cuidador familiar del paciente con Alzheimer. Rev Aquichan 2012; Vol 12 (1):1-15. 5. De la Cuesta BC. El cuidado del otro: desafíos y posibilidades. Investigación y Educación en Enfermería 2007; 25 (1): 106-112. 6. Grupo de Cuidado. Facultad de Enfermería. Universidad Nacional de Colombia. Capítulo I: Cuidado y práctica de Enfermería: nuevos avances conceptuales del grupo de cuidado. Bogotá: Unibiblos; 2002. pp.4-13. 7. Perea, O. La enfermería frente a la salud y la enfermedad. Rev Enferm Herediana 2013 Vol. 6 (1):01.  8. Lunney M. Razonamiento critico para alcanzar resultados de salud positivos: Estudio de casos y analisis de enfermería. Barcelona: Elsevier Masson; 2011. P 392.  9. Jiménez V, Zapata L, Díaz L. Capacidad de afrontamiento y adaptación de los familiares del paciente adulto hospitalizado en una unidad de cuidado intensivo. Aquichan. Vol. 13(2):159-172.  Consultado octubre 20 2016 en http://aquichan.unisabana.edu.co/index.php/aquichan/article/view/2407/html 10. Salazar A, Luengo R, Molina A. Aplicación del proceso de enfermería según el modelo de Roy en pacientes con diabetes mellitus Rev. Enfermería Global 2008; Vol 14(1):4. Consultado en http://revistas.um.es/eglobal/article/viewFile/36101/34601  octubre 20 2016.
Grupo Cuidado de Enfermería al Paciente Crónico - @GC.Paciente.Cronico
Gcronico - @GC_Febog
Grupo Cuidado de enfermería al paciente crónico
Suscríbete a nuestra lista de correos para recibir nuestro boletín
Grupo de investigación, Cuidado de enfermería al Paciente Crónico.©
Red Latinoamericana de Cuidado al paciente crónico y la familia©

Carrera 30 N. 45-03, Oficina 403
PBX: 57 (1) 3165000 Ext.: 17006 y 17011
Fax 57 (1) 3165447. Bogotá- Colombia.

Nuestra Dirección de correo es:
gcronico_febog@unal.edu.co

Diseño del Boletín informativo elaborado por: Camila Macias V.
¿Quiere cambiar la forma en que recibe estos mensajes de correo electrónico?
Puede actualizar sus preferencias o darse de baja de esta lista






This email was sent to <<Email Address>>
why did I get this?    unsubscribe from this list    update subscription preferences
Grupo de Cuidado de Enfermería al Paciente Crónico · Calle 44 No. 45 67 Unidad Camilo Torres Bloque B2 posgrados de enfermería oficina 804 · Bogota 110221 · Colombia

Email Marketing Powered by Mailchimp